En recuerdo de Ana María Matute

0

4114633117_a272cfe55c_b

El pasado 24 de junio falleció una de las escritoras en lengua hispana más importantes de su generación, Ana María Matute. Nacida en Barcelona en 1925, su vida giraba alrededor de la literatura desde que escribió a los 17 años Pequeño teatro, una novela redactada a mano en un cuaderno de hule gracias a la que un sorprendido Ignacio Agustí, de la Editorial Destino, descubrió a aquella joven con un enorme talento.

Pequeño teatro no sería publicado mucho tiempo más tarde, en 1954, consiguiendo ese mismo año el Premio Planeta. Antes, Ana María Matute ya habría captado la atención de los lectores con un libro que, a pesar de haber sido escrito con posterioridad, fue su primera publicación, Los abel. Gracias a él, fue finalista del premio Nadal en 1948, el año que ganó Miguel Delibes con La sombra del ciprés es alargada, algo que la propia Ana María comentaba con orgullo.

Ana María Matute decía que su generación era la de los niños asombrados, aquellos a los que la guerra civil española robó su infancia y que luego vivirían su adolescencia y parte de su madurez durante la dictatura. Censurada durante el franquismo en muchas ocasiones, sus obras suponían una crítica a la sociedad de la época, a la mentalidad imperante, aunque no tratasen directamente cuestiones políticas sino que discurriesen en un ámbito más cercano a la intimidad. Entre sus libros más reconocidos se encuentran Los hijos muertos (1954), considerado uno de los mejores libros sobre la posguerra con el que ganó el Premio de la Crítica y el Premio Nacional de Literatura y Olvidado Rey Gudú (1996), su obra predilecta, gracias a la que volvió a escribir tras varios años de silencio y depresión. También destacaron sus numerosos libros infantiles entre los que se incluye El polizón del Ulises, una hermosa obra ganadora del Premio Nacional de Literatura Infantil Lazarillo en 1965. Miembro de la Real Academia de la Lengua desde 1996, entre su larga lista de reconocimientos también se encuentran el Premio Nacional de Literatura Indantil y Juvenil (1984), el Premio Nacional de las Letras Españolas (2007), el Premio Cervantes (2010).

En 2009, Ana María Matute nos dejó un gran recuerdo durante su paso por el Hay Festival en Segovia, en el que charló sobre su obra con Ángeles Caso. Un recuerdo que ahora perdurará en cada uno de sus libros y cuentos.

Share.

Leave A Reply